¿Cuánto corres para quedarte quieto?

¿Cuánto corres para quedarte quieto?

Cuando estás corriendo sobre una cinta, no paras de hacer esfuerzo y en cambio nunca avanzas, siempre te mantienes en el mismo sitio. Si quisieras moverte de donde estás, tendrías que correr al doble de la velocidad de lo que haces. Bajo la superficie del agua, se encontraban toda clase de peces. Claro, la corriente [&hellip

Cuando estás corriendo sobre una cinta, no paras de hacer esfuerzo y en cambio nunca avanzas, siempre te mantienes en el mismo sitio. Si quisieras moverte de donde estás, tendrías que correr al doble de la velocidad de lo que haces.

Bajo la superficie del agua, se encontraban toda clase de peces. Claro, la corriente debía estar repleta de comida arrancada a los continentes cercanos al Eje. Rincewind se preguntó qué clase de vida se desarrollaría allí, teniendo que nadar constantemente para seguir en el mismo lugar. Decidió que se parecería bastante a la suya.

- Terry Pratchett, “El color de la magia”

¿Te has dado cuenta de cuánto tiempo dedicamos a correr para mantenernos en el mismo sitio? ¿Qué porcentaje de horas al día dedicas a mantener lo que tienes? ¿En algún momento te has parado a pensar cuánto tiempo usas para mantener tu nivel actual?

¿Cuánto tiempo dedicas a crecer?

Por ejemplo, hasta ahora me he dedicado a escribir en el blog algunas veces por semana, y eso requiere un trabajo constante. El resultado es que escribiendo ese artículo mantengo el interés por el blog, pero no siempre será para mí un avance.

También mantengo algunas cosas personales y de amigos, como sus blogs y sus páginas web. Al principio aprendía sobre los programas que uso, pero con el tiempo se ha convertido en temas que requieren tiempo para hacer siempre las mismas tareas: copias de seguridad, protegerlo de ataques de virus, etc.

Incluso si vas al gimnasio a hacer mantenimiento llega un momento en que las mismas series de ejercicios no te hacen mejorar más, sólo sirven para mantenerte a donde has llegado.

No es malo dedicarse a correr

Todas estas cosas que hago no son malas. De cada una sigo sacando cosas positivas. De escribir en el blog podría decir que uso demasiado tiempo, pero también que es un lujo estar ayudando a los que me leéis. Con los temas de mis amigos puedo sentirme aburrido por hacer siempre lo mismo y alegrarme de tener una excusa para hablar con ellos.

Lo realmente negativo es que si quieres dar un paso adelante ahora necesitas el doble de impulso, como si en la cinta queremos avanzar sobre ella tendremos que correr más que ella. Y para correr tanto necesitamos más tiempo que el de mantenimiento.

Así, la clave del asunto es reservar un espacio para hacer cosas que nos hagan crecer, o el tiempo se nos escurrirá de los dedos mientras nos preocupamos de hacer fuerza con las manos.

Separa mentalmente las tareas de mantenimiento de las de crecimiento

Algo que podemos hacer es ser conscientes de qué tareas son de mantenimiento y cuales de mejora o crecimiento. Hemos de balancear el tiempo que dedicamos a cada grupo.

Podríamos decir que lo bueno es eliminar las tareas de mantenimiento para que nos den más espacio, pero eso no tiene por qué ser bueno.

Por ejemplo, si yo dejo de escribir en el blog probablemente dejaré de tener contacto con mis lectores, y aunque quiera seguir ayudando de alguna otra forma, si no tengo cómo comunicarme con ellos no tiene sentido.

fotografía: New Year’s Resolution: 36/365, por SashaW

Igualmente, si para mejorar en el gimnasio necesito hacer más series de abdominales, he de contar con hacer antes las series de mantenimiento para dar un paso más allá. Con los amigos no puedo tener momentos de intimidad si antes no hay una relación de día a día.

Siempre con sentido común, puedes buscar si puedes reducir los mantenimientos, quizá algunos sean lastres reales. Pero siempre teniendo en cuenta que no te hagan daño para seguir avanzando.

Por ejemplo, el trabajo puede ser una de las pocas áreas en las que a medida que trabajas puedas deshacerte de las tareas de mantenimiento, automatizando partes y delegando otras. Aunque seguramente no sea algo que quieras hacer con todas las áreas de tu vida (por ejemplo, que otra persona se dedique a llamar a tus amigos por ti).

Pero podamos o no automatizar, lo realmente importante de esto es que seamos conscientes del tiempo que dedicamos a correr para mantenernos en el mismo sitio.

Daniel Aguayo

¿Te ha gustado este artículo?

Si es así, compártelo con el mundo o suscríbete a nuestro RSS feed

Comentarios de los usuarios

3 comentarios y sumando...

  1. Vanessa

    septiembre 17, 2010

    Muy bueno el articulo Dani¡¡

  2. Nombre Stella Maris

    septiembre 17, 2010

    Genial!!! Me llegó justo… estoy en eso!

  3. Personal y Social

    septiembre 17, 2010

    Realmente interesante… La mayoría de los sitios distinguen entre tareas más o menos prioritarias, más o menos importantes, más o menos prescindibles, más o menos productivas… Pero es muy novedoso eso de dividirlas entre mantenimiento y crecimiento. Ser conscientes de cuando crecer nos será de ayuda en la mejora personal continua. Buen planteamiento.

Deja tu comentario

Default User

Your Name

septiembre 17, 2010

* Nombre, Email y Comentario son obligatorios

Sígueme en las redes sociales
Follow Me on Pinterest
Suscríbete