Dos prioridades, un mes

Dos prioridades, un mes

De nuestra lista de tareas, ¿cómo decidimos qué hacer? Suponiendo que tengamos una hora, ¿a qué la dedicaremos? o, en otras palabras, ¿cuáles son nuestras prioridades? La verdad es que da igual cuántas cosas hagamos si resulta que estamos haciendo las tareas equivocadas. Junto con nuestra lista de tareas hemos de tener una forma de [&hellip

De nuestra lista de tareas, ¿cómo decidimos qué hacer? Suponiendo que tengamos una hora, ¿a qué la dedicaremos? o, en otras palabras, ¿cuáles son nuestras prioridades? La verdad es que da igual cuántas cosas hagamos si resulta que estamos haciendo las tareas equivocadas. Junto con nuestra lista de tareas hemos de tener una forma de priorizarlas.

Una forma es escoger dos prioridades principales y comprometerse con ellas durante un mes. Depende de la situación, nos puede convenir centrarnos en una sola, pero la mayoría de veces con dos estará bien.

Tener dos prioridades quiere decir que ignoraremos el resto de tareas que no tengan que ver con estos dos objetivos. ¿Eso quiere decir que nos olvidaremos de pagar los impuestos o hacer tareas puntuales del trabajo? No, simplemente quiere decir que ajustaremos nuestro tiempo y escogeremos antes las tareas que tengan que ver con esas dos prioridades.

Por supuesto, puede que no funcione en situaciones concretas: dos prioridades pueden ser muy pocas, o un mes puede ser demasiado tiempo. Pero tiene la ventaja de simplificar radicalmente y de intensificar nuestros compromisos durante un periodo de tiempo que parece realizable, a la vez que suficientemente largo como para producir resultados reales.

Daniel Aguayo

¿Te ha gustado este artículo?

Si es así, compártelo con el mundo o suscríbete a nuestro RSS feed

Comentarios de los usuarios

2 comentarios y sumando...

  1. Jeroen Sangers

    mayo 17, 2008

    Es importante distinguir entre prioridades de tareas y prioridades de proyectos.

    La prioridades de tareas son mucho más dinámicas; pueden cambiar cada hora o incluso cada minuto. Resulte casi imposible establecer y mantener prioridades para tareas, y por tanto es mejor no apuntar prioridades en la lista d tareas. Al ver las tareas en una lista, ya sabes que tareas son más importantes.

    Prioridades de proyectos son más estables y son definidos por tus metas a corto y largo plazo. Si por falta de tiempo no avances suficientemente en tus proyectos, puede ayudarte limitar el número de proyectos en que estás trabajando.

  2. […] los de Psicoteca hablando de mentiras; a Ignacio Escolar sobre el diccionario machista; a Dani, de Dutudú, tol día priorizando; a Iván, donde como Todo está dicho se dedica a lanzar dardos cariñosos: […]

Deja tu comentario

Default User

Your Name

mayo 17, 2008

* Nombre, Email y Comentario son obligatorios

Suscríbete