GTD: Qué roles adoptamos

GTD: Qué roles adoptamos

En nuestro día a día a menudo hemos de tomar varios papeles. A rato somos los trabajadores productivos, a ratos los responsables de proyecto, después los compañeros del equipo de fútbol, otras veces los padres de família, y así con distintos roles. Cuando trabajamos con GTD, también tomamos varios roles, de forma consciente o no. [&hellip

En nuestro día a día a menudo hemos de tomar varios papeles. A rato somos los trabajadores productivos, a ratos los responsables de proyecto, después los compañeros del equipo de fútbol, otras veces los padres de família, y así con distintos roles.

Cuando trabajamos con GTD, también tomamos varios roles, de forma consciente o no. Por un lado tenemos el perfil analista. Es el que aparece cuando estamos procesando nuestra bandeja de entrada y hemos de decidir si hay que tomar una próxima acción con esa grapadora vacía. En ese momento, nuestro analista es el respponsable de determinar qué importancia tiene para nosotros cada una de las cosas de nuestra bandeja. Es también quien va a determinar los pasos siguientes, va a despiezar y dejar detallado en laslistas de próximas acciones todo lo que se ha de hacer en adelante. Es el responsable de pensar en el sistema GTD.

El siguiente perfil es el que David Allen llama el operario. Nos convertimos en el operario la mayor parte de nuestra jornada, cuando estamos trabajando. El trabajo del operario es escoger de la lista de acciones si lo siguiente que vamos a hacer va a ser redactar un informe de ventas o llamar a un proveedor para hacer seguimiento de un pedido. El operario es quien va a vaciar las listas de próximas acciones.

Tenemos además al perfil visionario. Es quien lleva la parte creativa del asunto, el que está trabajando mientras nos afeitamos y pensamos que este año puedes ir ded vacaciones a algún país africano, o se nos ocurre una solución para el problema en el que llevamos atascados unos días. Alimenta la lista de “algún día /tal vez” e incluso la bandeja de entrada con esas ideas fugaces.

El visionario funciona también para la parte más estratégica, decidiendo qué podemos hacer en adelante en la planificación poralturas. Por eso el visionario es también nuestro interlocutor con esos yo del día a día: el padre, el trabajador, el director, etc., porque son los que más saben de nuestras áreas de responsabilidad.

Por último, como en toda empresa que funcione bien, cada una de estas partes ha de estar de acuerdo y organizada con las demás. Para eso tenemos una sala de reunión que es la revisión semanal, en la cuál ponemos de acuerdo la creatividad y la estrategia del visionario, con el análisis de toda esa información, y el trabajo hecho por el operario.

Fotografía: Laborer with Fall Protection . San Francisco, California de gregor_y

Daniel Aguayo

¿Te ha gustado este artículo?

Si es así, compártelo con el mundo o suscríbete a nuestro RSS feed

Deja tu comentario

Default User

Your Name

marzo 21, 2011

* Nombre, Email y Comentario son obligatorios

Suscríbete