Las fugas de tiempo

Las fugas de tiempo

Cuando tenemos un rato libre y nos disponemos a hacer la primera tarea de nuestra lista, nos queremos dar un momento de tranquilidad antes de empezar para ver una tira cómica, o repasar el correo que nos ha llegado antes de empezar, ponernos al día con los foros y blogs… Y enseguida nos damos cuenta [&hellip

Cuando tenemos un rato libre y nos disponemos a hacer la primera tarea de nuestra lista, nos queremos dar un momento de tranquilidad antes de empezar para ver una tira cómica, o repasar el correo que nos ha llegado antes de empezar, ponernos al día con los foros y blogs… Y enseguida nos damos cuenta de que se ha acabado el tiempo que teníamos, y no hemos hecho nada. Estas actividades se convierten para nosotros en fugas de tiempo.

fugas-de-tiempo.png Las fugas de tiempo son actividades que consumen nuestro tiempo inútilmente. En el entorno de la productividad, acostumbran a ser fuentes de información, como blogs, noticias, etc., pero:

  • No vienen filtradas: es información en bruto, y requiere que le prestemos atención para ver si nos interesa realmente o no.
  • Son ‘adictivas’: como nos interesa el tema, la información nos lleva a más información, y a más…

Como resultado, acabamos pasando horas leyendo y contestando mensajes, que en ocasiones sí nos pueden ser útiles, pero la mayoría de veces lo único que hacen es rellenar ese tiempo que teníamos para realizar una tarea, sin que a cambio obtengamos resultados útiles.

Algunos consejos para evitar las fugas de tiempo son:

  • Haz limpieza: borra la mayoría de tus suscripciones a blogs, a lo sumo deja las más importantes. Reduce los enlaces que visitas cada mañana, y borra de tus favoritos algunos foros. Esto además te obliga a valorar cuáles son tus fuentes más importantes. Haz limpieza regularmente, porque en poco tiempo tu lista de RSS volverá a crecer. O ayúdate de alguna herramienta para no acceder a esas páginas (ver a continuación).
  • Márcate un horario: no consultes el e-mail lo primero de todo, sino para cuando ya hayas hecho alguna tarea. Deja la lectura de los blogs para el final de la jornada, así el tiempo que le dediques no se podrá dilatar demasiado.
  • Sustituye las fugas por otra actividad: por ejemplo, cuando tengas la necesidad de irte a ver vídeos de YouTube o consultar compulsivamente las noticias, párate y coge ese libro que tienes a medio leer, y lee un párrafo o una página. En lugar de abrir tu red social preferida, levántate y ve a tomar un vaso de agua, al volver quizá te centres más en hacer tus tareas.
  • Usa herramientas para controlarlo: si usas Firefox, hay algunas extensiones como MeeTimer, que mantiene un registro de páginas visitadas para poder detectar tus fugas de tiempo; LeechBlock y Invisibility Cloack, que bloquean las páginas que indiquemos durante cierto horario; o Morning Coffee, para dosificar y repartir las páginas durante la semana.
admin

¿Te ha gustado este artículo?

Si es así, compártelo con el mundo o suscríbete a nuestro RSS feed

Comentarios de los usuarios

Un comentario y sumando...

  1. Eric

    marzo 21, 2008

    Tienes toda la razón, yo utilizo un programa que se llama FlexTime (Mac) para poner alarmas que me preguntan: ¿Estoy inventando excusas para no hacer lo importante? Creo que la procrastiación se puede combatir más fácil a través de trucos, iguales que propones arriba, chekear el mail dos/día etc. Te invito a leer sobre FlexTime aquí: FlexTime y procrastinación

    Un saludo!

Deja tu comentario

Default User

Your Name

marzo 21, 2008

* Nombre, Email y Comentario son obligatorios

Sígueme en las redes sociales
Follow Me on Pinterest
Suscríbete