Productividad

Las interrupciones no se van a ir solas


Nuestro cuerpo, y con él nuestro cerebro, ha evolucionado durante miles de años para conseguir un objetivo: la supervivencia en un medio salvaje. Gracias a ello la humanidad ha avanzado lo suficiente como para tomar conciencia y empezar a preocuparse de otros asuntos.

Esos asuntos nos llevan hasta el mundo moderno actual. La mayoría de nuestros trabajos consisten en imaginar, crear, pensar y analizar. En aquél mundo salvaje solo teníamos que hacer estas cosas durante lapsos de tiempo muy cortos. Por ejemplo, analizar las vías de escape ante la embestida de un jabalí no solo era una tarea que se tenía que resolver en poco tiempo sino que también llevaba una alta carga de motivación. También es cierto que el resultado y los posibles logros intermedios tenían menos complejidad.

Ahora estas tareas más mentales sirven para resolver temas más complejos. La naturaleza de nuestro trabajo ha cambiado, pero no de nuestra biología. Mientras que necesitamos más tiempo para trabajo mental, nuestro cerebro sigue dando prioridad a los estímulos inmediatos. En el bosque, unas ramas moviéndose cada vez más cerca y a alta velocidad no son buena señal. Por otro lado, si nuestro teléfono móvil suena nuestra atención se centrará en él, no en el trabajo que requiere concentración, a pesar de que estemos a salvo (al menos a nivel vital) en la oficina.

Para hacer nuestro trabajo, por tanto, hemos de ajustar las interrupciones. Si no podemos desconectar nuestra mente para que las ignore, tendremos que buscar la forma de disminuirlas. Te dejo aquí una lista de interrupciones habituales. Échale una ojeada y si a ti también te ocurren, escoge una y piensa cómo podrías evitarla (o puedes comentar y preguntar en los comentarios del post).

  • Llegada de nuevos correos electrónicos
  • Llamadas
    • Llamadas telefónicas
    • Programas de comunicaciones
  • Notificaciones en el móvil
    • Redes sociales
    • Programas de mensajería
  • Compañeros de trabajo fuera de horario de descanso
  • Alarmas
  • Chats

Por cierto, la mayoría de personas están tan acostumbradas a las interrupciones que creen que son inevitables, como por ejemplo que es imposible mantener el correo electrónico cerrado para hacer su trabajo. ¿Tu también lo crees?

Du Tudú
Hace (casi) un año
herramientas
Equipos productivos con herramientas de comunicación interna
Productividad
Tareas más importantes: no, pero…
There are currently no comments.