Una forma de cerrar bien la semana laboral

Una forma de cerrar bien la semana laboral

¡Por fin es viernes por la tarde! Solo faltan diez minutos para acabar la jornada, y empezar a disfrutar de 48 horas de descanso. Pero aún hay unas cosas que puedes hacer en estos diez minutos antes de apagar el ordenador y salir. Así que ¿por qué no usarlos en algo productivo? Usa unos minutos [&hellip

¡Por fin es viernes por la tarde! Solo faltan diez minutos para acabar la jornada, y empezar a disfrutar de 48 horas de descanso. Pero aún hay unas cosas que puedes hacer en estos diez minutos antes de apagar el ordenador y salir. Así que ¿por qué no usarlos en algo productivo? Usa unos minutos ahora para organizarte y el lunes a primera hora lo agradecerás.

1. Comprueba el calendario de la próxima semana
¿Qué pinta tiene? ¿Lo tienes todo preparado para esa reunión del lunes por la mañana? ¿Has confirmado esa fecha de entrega para el jueves? Apunta también la cita en el dentista, no sea que se te olvide o pidas hora otra vez por error.

2. Archiva esos e-mails
A final de la semana tu bandeja de entrada de e-mails puede ser un lío. Durante la semana voy archivándolos, pero el viernes me puede quedar alguno pendiente. Aprovecho la tarde del viernes para dejar la bandeja reluciente y lista para la avalancha del lunes por la mañana.

3. Organiza tu espacio de trabajo
Ahora es un buen momento para organizar papeles, CDs, cables… Cualquier cosa que deambule por tu escritorio. Pon juntos los materiales de consulta del mismo proyecto. Puede ser también un buen momento para hacer copias de seguridad de tu trabajo.

4. Actualiza tu lista de próximas acciones
Quizá sea electrónica, quizá uses el lápiz y papel de toda la vida. Sea como sea, tu lista de tareas puede ser tu mejor amiga el lunes por la mañana. Yo aprovecho los fines de semana para desconectar de mi proceso de trabajo, así que he de confiar en mis listas de próximas acciones para retomar el hilo el lunes.

5. Reflexiona
El viernes es un buen momento para pensar en como ha ido la semana, especialmente lo que ha ido bien. Una vez has empezado a pensar en lo más destacable, es más fácil enfrentarse a las cosas que no han ido tan buen, y pensar cómo podemos atacarlas mejor la próxima semana Este proceso puede provocar que apuntemos algunas acciones más en nuestra lista de próximas acciones. O quizá te dé más inercia cuando vuelvas a tu escritorio el lunes. En cualquier caso, vale la pena hacerlo.

Fotografía: Gabe’s Desk 2007 de HeyGabe

Daniel Aguayo

¿Te ha gustado este artículo?

Si es así, compártelo con el mundo o suscríbete a nuestro RSS feed

Comentarios de los usuarios

2 comentarios y sumando...

  1. Jero Sánchez

    diciembre 03, 2010

    Genial tu revisión semanal “lite”. Concisa y al grano.

    Me gusta especialmente lo de hacer una reflexión sobre lo que ha ido mal, o dicho de otro modo, lo que puede mejorarse. Es un paso crucial, no solo en la productividad personal, sino en cualquier proyecto que acometamos. Pensar sobre lo que puede mejorarse nos da la oportunidad de aprender y capitalizar los errores (que haberlo, siempre hailos).

    Hacía tiempo que no te leía Dani, pero veo que no has perdido facultades ;-)
    .-= El último blog de Jero Sánchez…La clave del procesamiento =-.

  2. Juan Olvera

    diciembre 03, 2010

    Muy buen post, para irte a casa sin ninguna preocupación en la cabeza
    .-= El último blog de Juan Olvera…Cuida tus patrones de consumo =-.

Deja tu comentario

Default User

Your Name

diciembre 03, 2010

* Nombre, Email y Comentario son obligatorios

Suscríbete