Usa las flashcards para memorizar vocabulario

Usa las flashcards para memorizar vocabulario

¿Estás estudiando un idioma y tienes que absorber nuevo vocabulario? ¿No consigues memorizar todos los elementos de la tabla periódica? Dale una oportunidad a las flashcards. Las flashcards o tarjetas didácticas son un método de aprendizaje útil sobretodo para los datos en crudo (por ejemplo, datos históricos, vocabulario, símbolos de otros idiomas, etc). Para ello [&hellip

¿Estás estudiando un idioma y tienes que absorber nuevo vocabulario? ¿No consigues memorizar todos los elementos de la tabla periódica? Dale una oportunidad a las flashcards. Las flashcards o tarjetas didácticas son un método de aprendizaje útil sobretodo para los datos en crudo (por ejemplo, datos históricos, vocabulario, símbolos de otros idiomas, etc). Para ello se usan tarjetas en las que se escriben los datos.

Cómo funciona
Es un sistema de desafío pregunta/respuesta. Necesitaremos tarjetas en blanco, de un tamaño que nos sea cómodo (por ejemplo, el tamaño de una tarjeta de visita) y que no transparente, es decir, que no se vea o intuya lo que hay escrito al otro lado.

En una cara de la tarjeta se apunta lo que queramos usar como pregunta, y en el otro la respuesta. Por ejemplo, si estamos estudiando inglés y queremos hacer una tarjeta para aprender que “silla” en español es “chair” en inglés, apuntamos en una cara la palabra “silla”, en la otra la palabra “inglés”. No es necesario limitarnos a palabras, pueden ser frases, imágenes o símbolos (como en el caso de la escritura china).

Usando las flashcards
Para empezar a aprender, una vez tenemos un mazo de tarjetas preparadas, tomamos una y leemos o vemos el desafío (por ejemplo, “silla”). Contestamos primero a la respuesta y después comprobamos si la hemos acertado. Si fallamos la respuesta, devolvemos la flashcard al mazo colocándola al final. Si acertamos, apartamos la tarjeta a un nuevo mazo. Después seguimos con la siguiente tarjeta.

A medida que vayamos acertando tarjetas iremos creando un segundo mazo. Este corresponde a las tarjetas que ya sabemos. Lo que haremos en las siguientes ocasiones es trabajar muy a menudo con el mazo original, que es el de las preguntas que todavía desconocemos y requieren más trabajo. El segundo mazo lo usaremos también, para asegurarnos de que aún recordamos las preguntas, pero con menos frecuencia. Por ejemplo, el mazo principal podemos repasarlo a diario mientras que el mazo de tarjetas conocidas será suficiente con usarlo una vez a la semana.

Las preguntas que acertemos en el segundo mazo vuelven al final del mazo, para mantenerlas como “sabidas”. Las que fallemos, las devolveremos al primer mazo, para repasarlas con más frecuencia.

En función de la cantidad de tarjetas que tengamos, la cantidad o dificultad de los datos a aprender, etc., podemos usar más de dos mazos, tantos como queramos. Por ejemplo, un mazo para las tarjetas que no conocemos, otro para las que solemos tener pocos fallos, y otro para las tarjetas que sabemos perfectamente (llamémosle niveles 1, 2 y 3). Usamos el mismo orden: si fallamos pasamos la tarjeta al mazo anterior, y si la acertamos la pasamos al superior; las que fallemos en el nivel 1 se quedan en él, lo mismo que las que acertemos en el nivel 3.

Hay variantes de este mismo sistema, incluso hay otros sistemas más complejos pensados para usarse con “tarjetas electrónicas”, es decir, ayudados de un ordenador.

El doble de diversión
Otra cosa que podemos hacer es dar la vuelta a las tarjetas y repasar los desafíos en orden inverso. En nuestro ejemplo, podemos tanto preguntarnos cómo se dice “silla” en inglés (ordenando el mazo de forma que queden las palabras en español hacia nosotros), como girar el mazo y hacerlo a la inversa (qué quiere decir “chair” en español)

Tarjetas predefinidas
En Internet hay muchos recursos sobre flash cards, aunque la mayoría en inglés. en ESL flashcards hay muchísimas tarjetas con ilustraciones listas para descargar e imprimir, que podemos usar para cualquier idioma (al tener que poner nosotros por detrás la palabra).

En formato electrónico, hay páginas como Flashcard Machine que de forma gratuita permite crear y usar nuestras propias tarjetas, con una aplicación para iPhone por si queremos practicar desde el teléfono. En las tiendas de aplicaciones de los teléfonos encontraremos también multitud de ellas tanto temáticas (como estas de vocabulario chino-inglés) como genéricas para hacer flashcards de cualquier tema.

Fotografía: Learning, de antisocialtory

Daniel Aguayo

¿Te ha gustado este artículo?

Si es así, compártelo con el mundo o suscríbete a nuestro RSS feed

Comentarios de los usuarios

2 comentarios y sumando...

  1. federico

    marzo 04, 2011

    a llegar al final del post justo iba pensando, “deben haber algunas listas para imprimir en internet” y en el final lo has puesto :)
    excelente post, gracias :)

  2. David Torné

    marzo 04, 2011

    Un post fantástico. Hacía años que no veía una de estas tarjetas. Yo las utilizaba para aprender los verbos irregulares en inglés.

Deja tu comentario

Default User

Your Name

marzo 04, 2011

* Nombre, Email y Comentario son obligatorios

Sígueme en las redes sociales
Follow Me on Pinterest
Suscríbete