Concéntrate en el trabajo con las cajas de tiempo

Concéntrate en el trabajo con las cajas de tiempo

¿Te sientes desmotivado? ¿Tienes días en los que te pones delante del ordenador y no sale nada? ¿Tienes mucho trabajo pero aún así no tardas ni 2 minutos en ponerte a leer el diario deportivo por Internet? ¿Te cuesta concentrarte en el trabajo? Si es así, quizá te interesen las cajas de tiempo. Las cajas [&hellip

cajas-de-tiempo-motivacion

¿Te sientes desmotivado? ¿Tienes días en los que te pones delante del ordenador y no sale nada? ¿Tienes mucho trabajo pero aún así no tardas ni 2 minutos en ponerte a leer el diario deportivo por Internet? ¿Te cuesta concentrarte en el trabajo? Si es así, quizá te interesen las cajas de tiempo.

Las cajas de tiempo son una técnica para ayudarte con la concentración. Consiste en decidir por adelantado cuanto tiempo vas a dedicar a trabajar y cuanto a descansar.

Para empezar a aplicar las cajas de tiempo, has de decidir primero cuánto tiempo vas a dedicar a cada actividad (por ejemplo, diez minutos a trabajar y dos a descansar). Después, pon una alarma o cuenta atrás para que te avise en esos diez minutos, y ponte a trabajar. Si durante ese tiempo te distraes con cualquier cosa que no sea el trabajo, vuelve a poner la alarma a cero. Cuando pase el tiempo, pon la alarma esta vez para contar el tiempo de descanso. Al acabar el descanso, vuelve a repetir el ciclo.

El tiempo que puedes dedicar a cada cosa puede variar, incluso puedes buscar tu propio equilibrio de tiempo, pero dos de los más usados son estos:

  • 10 + 2: 10 minutos de trabajo y 2 de descanso. La ventaja de esto tiempos es que los ciclos de trabajo y descanso son muy cortos, es ideal para los momentos de más baja motivación, porque con apenas paso a paso se avanza sin darnos cuenta. En el descanso, puedes aprovechar el primer minuto para hacer pequeños estiramientos y otros ejercicios recomendados para hacer en la oficina. Durante el segundo minuto, céntrate en dónde te has parado y qué es lo que vas a hacer durante los próximos 10 minutos de trabajo. Así, no sólo descansamos sino que al estructurarnos meentalmente el trabajo lo realizaremos con más facilidad.
  • 48+12: 48 minutos de trabajo, 12 de descanso. Estos tiempos son mucho más largos, y son mejores si tenemos facilidad para concentrarnos o entrar en un estado de mente como el agua. Lo bueno, un mayor descanso que representa una buena recompensa, además de que así tendremos tiempo a hacer un ‘refresco mental’ más profundo.

Por supuesto, se pueden combinar y adaptar, esto siempre ha de ser lo que nos resulte más cómodo.

Los beneficios de las cajas de tiempo son varios

  • Para la gente distraída es una forma de dosificar la concentración, es más fácil mantenerla cuando sabes que en breve llega un descanso.
  • Para las tareas que no nos apetece hacer o que procrastinamos es una buena herramienta para avanzar sin apenas esforzarnos. Ver que obtenemos resultados nos motivará.
  • A veces necesitamos mantener un control del tiempo que usamos en una tarea, si por ejemplo hemos de facturarla o tenemos una fecha de entrega marcada. Con la alarma marcándonos las franjas de 12 minutos es suficientementte granulares para medir el tiempo.
  • La presión del contador en marcha es siempre una forma más de motivarnos, intentaremos conseguirpequeños objetivos en la caja de tiempo de trabajo.

Para medir el tiempo te servirá cualquier alarma, si trabajas conectada a Internet te recomiendo e.ggtimer, que va de lujo para estas cosas.

Daniel Aguayo

¿Te ha gustado este artículo?

Si es así, compártelo con el mundo o suscríbete a nuestro RSS feed

Comentarios de los usuarios

6 comentarios y sumando...

  1. Cris

    junio 05, 2009

    Te leo siempre a través de “Google Reader”, no se si se escribe así. Hoy me has leido el pensamiento, ¿has escrito esta entradapensando en mí? jajaja! Viernes, cansancio acumulado, calor sofocante… y hoy me tengo que enfrentar a un trabajo pesado, de esos que no apetece, no gusta y no sabes por donde empezar. Lo llevo retrasando toda la semana. Se me esta amontonando el trabajo y se me agota el tiempo y yo no dejo de dar vueltas por interner, escapando de empezar esa actividad. Así que manos a la obra, voy a empezar mi caja de tiempo.

    Un saludo.

  2. Miguel de Luis

    junio 05, 2009

    No había escuchado hablar del 48+12, muchas gracias, lo probaré, porque la verdad es que lo del 10+2 no me funciona

  3. Samuel Leal

    junio 05, 2009

    hace un tiempo encontré un material interesante acerca de gestionar el tiempo en bloques, se trata de la técnica Pomodoro :

    http://referenciasdegestionytecnologia.blogspot.com/2009/04/pomodoro-technique.html

  4. dani

    junio 05, 2009

    @Cris: Espero que te haya servido para avanzar ese trabajo. Te podría decir que es telepatía, pero es más un mal compartido ;)

    @Miguel: ¿Qué problema te da el 10+2? ¿Demasiado tiempo poniendo las alarmas en marcha? Sería interesante saberlo…

    @Samuel: Interesante sistema, no lo conocía. Gracias por compartirlo.

    Os agradezco vuestros comentarios.

  5. Jose M Beas

    junio 05, 2009

    Sí, yo también he utilizado el pomodoro y es una técnica que ayuda a enfocarte y a autodisciplinarte porque puedes identificar las interrupciones.

    También he utilizado los “timeboxes” para las reuniones y ayuda a centrar al grupo en la importancia de obtener resultados del tiempo empleado.

  6. [...] comentaba hace unos días Dutudú: las cajas de tiempo son una de las mejores herramientas posibles para evitar que procrastinemos. [...]

Deja tu comentario

Default User

Your Name

junio 05, 2009

* Nombre, Email y Comentario son obligatorios

Suscríbete