Diez trucos de productividad

Diez trucos de productividad

Ben Hunt escribe en Web Design From Scratch un artículo acerca de 10 trucos a seguir para mejorar nuestra productividad. En resumidas cuentas: Cerrar el e-mail: ha llegado un momento en que el e-mail puede ser tan molesto como el teléfono. Si no puedes cerrarlo, reduce las molestias. No preocuparse por las prioridades: al final, [&hellip

Ben Hunt escribe en Web Design From Scratch un artículo acerca de 10 trucos a seguir para mejorar nuestra productividad. En resumidas cuentas:

  1. Cerrar el e-mail: ha llegado un momento en que el e-mail puede ser tan molesto como el teléfono. Si no puedes cerrarlo, reduce las molestias.
  2. No preocuparse por las prioridades: al final, todas las tareas son urgentes, así que él decide cada día a primera hora qué se hará.
  3. Hazlo y punto: si ya has decidido qué hacer ese día, ve a por la primera tarea y no pienses en las siguientes. Motívate, date ánimos como te los daría tu jefe.
  4. Descansa: el no hacerlo ralentizará tu trabajo y serás menos productivo. Cuando eso pase, haz una tarea que requiera poco esfuerzo o toma 10 minutos de descanso.
  5. Informa a la gente: si tienes cosas que entregar a otras personas y se te acumulan, mantenlas informadas del estado de su tarea, evitarás que te presionen.
  6. Prepara tiempo de contingencia: organiza tu calendario contando que, según la tarea, se te pueda alargar un 15-75%. Y si no lo usas, antes empezarás la próxima tarea.
  7. Asegura tu trabajo: los accidentes ocurren, toma medidas para cuando lo hagan. Usa antivirus, copias de seguridad, sistemas de versiones…
  8. El entorno: si el entorno de trabajo es agradable, más agradable será hacer el trabajo. Comprueba si estás en una posición correcta en tu puesto, y evita los ruidos.
  9. El ordenador: ¿lo usas en tu trabajo? Pues procura que esté a punto. Reinstala el sistema operativo si es necesario, pon sus componentes al día…
  10. Gestiona tu cuerpo: es una máquina compleja y es mejor que trabaje dentro de sus límites a forzarlos.

Muchos de estos trucos se hacen cada vez más comunes. La mayoría ya los había leído en otros sitios, e incluso algunos los aplico en mi día a día.

El correo lo leo una hora y media después de haber empezado la jornada, y en adelante sólo lo compruebo cada dos horas.

Si puedo, el día anterior me preparo las tareas para el siguiente, y puedo alterar esa lista en función de lo que vea en mi primera lectura de e-mail del día.

Y sí, hago copias de seguridad. Busqué el sistema menos elegante pero más sencillo que pude, y una vez a la semana se copia a un servidor todo el trabajo. Esto también procuro que lo hagan los compañeros, aunque en casa no he podido habituarme.

Daniel Aguayo

¿Te ha gustado este artículo?

Si es así, compártelo con el mundo o suscríbete a nuestro RSS feed

Deja tu comentario

Default User

Your Name

agosto 19, 2007

* Nombre, Email y Comentario son obligatorios

Sígueme en las redes sociales
Follow Me on Pinterest
Suscríbete