Engañar al sueño

Engañar al sueño

En el Wiki How-to de Wired nos cuentan cómo podemos hacer trampas con la necesidad de dormir. Como extracto, los dos apartados que me han parecido más interesantes del artículo. El ciclo del sueño Según el Centro para el Estudio Cognitivo Aplicado, en la sensación de frescura de la mañana no influye tanto la cantidad [&hellip

En el Wiki How-to de Wired nos cuentan cómo podemos hacer trampas con la necesidad de dormir. Como extracto, los dos apartados que me han parecido más interesantes del artículo.

El ciclo del sueño

Según el Centro para el Estudio Cognitivo Aplicado, en la sensación de frescura de la mañana no influye tanto la cantidad de horas que se haya dormido, sino la cantidad de ciclos de sueño que se hayan completado.

Un ciclo de sueño dura una media de 90 minutos, y consiste en las siguientes fases:

  • 65 minutos de sueño normal, o no REM (movimiento ocular rápido)
  • 20 minutos de sueño REM (durante el cuál soñamos)
  • Finalmente, 5 minutos de sueño no REM

Las fases REM son más cortas en los primeros ciclos (menos de 20 minutos) y más largas en los siguientes (más de 20 minutos) . Si durmiéramos de forma natural, sin despertadores, lo haríamos en múltiples de 90 minutos (4 horas y media, 6 horas, 7 horas y media…). Igualmente, se sentirá más descansada una persona que haya dormido 6 horas completas (4 ciclos completos) que alguien que haya dormido 8 o 10 horas pero no le hayan dejado completar ningún ciclo.

Siesta con cafeína

Según estudios, el éxito de una siesta a mediodía depende del tiempo que dure y de la cafeína. Según estos estudios de la Universidad de Loughborough, Reino Unido, aquellos que están privados de sueño sólo necesitan una taza de café y 15 minutos cerrando los ojos para sentirse increíblemente frescos.

  1. Justo antes de caer dormido, bebe una taza de café. La cafeína tiene que viajar por el tracto gastrointestinal, dándonos tiempo de hacer una siesta antes de que haga efecto.
  2. Cierra los ojos y relájate. Incluso aunque sólo eches una cabezada, conseguirás lo que se conoce como un microsueño, o lapsus momentáneos de vela.
  3. Limita tu siesta a 15 minutos. Media hora te puede llevar a aletargar el córtex prefrontal del cerebro, que gestiona funciones como el juicio. Esta materia gris puede tardar hasta 30 minutos en reiniciar.

Fotografía: burned out, de procsilas

Daniel Aguayo

¿Te ha gustado este artículo?

Si es así, compártelo con el mundo o suscríbete a nuestro RSS feed

Comentarios de los usuarios

Un comentario y sumando...

  1. Jose

    octubre 12, 2007

    ¿Y por que no os animais a probar la meditacion, en vez de la tipica siesta? En serio. Ya se que suena raro, pero al fin y al cabo la tecnica del “seguimiento de la respiración” acaba siendo algo parecido a una mini-siesta, y es muy bueno para desconectar un ratillo, y volver con más ganas… Olvidaros del “Omm”. Hay métodos mucho más “normales”, sin necesidad de sentirse uno ridículo…

    A ver si proximamente escribo un articulillo sobre el tema, aunque podéis encontrar información por ahí..

    Y enhorabuena por el blog: tiene consejos muy interesantes.

Deja tu comentario

Default User

Your Name

octubre 12, 2007

* Nombre, Email y Comentario son obligatorios

Suscríbete