GTD

GTD no limita la creatividad


Las personas productivas y organizadas pueden ser las más creativas del mundo. Usar un sistema de productividad personal no es una camisa de fuerza, al contrario:

  • mejora nuestra creatividad: al vaciar la mente de otras distracciones, podemos dedicar todo nuestro enfoque a la acción que tenemos entre manos, sea física o creativa.
  • podemos ser espontáneos con lo que hacemos: cuando confiamos en nuestro sistema, podemos decidir hacer algo no previsto, y disfrutarlo más, porque si escogemos hacer eso también sabemos qué escogemos no hacer, y por tanto tenemos la tranquilidad de no hacer una elección al azar.

Entonces, ¿por qué a alguien que empieza le resulta tan estricto estar organizado? Probablemente porque no esté cómodo con lo que quiere hacer, con el trabajo pendiente y con los resultados deseados.

Por ejemplo, si te gusta ir al gimnasio, seguro que preparas la bolsa con la ropa de deporte, la ropa limpia para después, el jabón y la toalla para ducharte; cerrarás tus compromisos a tiempo para pasar un rato haciendo deporte, y tendrás un plan de acciones para llegar a tu objetivo de peso o fuerza.

Cuando haces esto, no le llamas ‘organizar tu sistema’, sino que lo haces y ya está. La razón es que tienes claro qué es lo que quieres conseguir y disfrutas el proceso. En cambio, puedes tener tu buzón de entrada saturado de e-mails o creer que organizar la reunión de mañana es ‘demasiado restrictivo’ y no te permite ser más espontáneo.

La buena noticia es que GTD nos ayudará a clarificar nuestro trabajo y nuestros resultados deseados. Después de eso, nos será más sencillo organizar nuestro sistema, gracias al hábito natural de organizar junto con la motivación del objetivo claro.

Fotografía: DSCF2708 por joelogon

GTD
GTD: Aclarar, procesar las bandejas de entrada
GTD
GTD: Las urgencias también se gestionan
Productividad
6 formas en las que GTD te ayuda a hacer menos
  • Es por este matiz por el que creo que GTD no es más que un conjunto de buenas ideas. Contra lo que muchos piensan GTD son conceptos, algunos suficientemente enlazados entre sí como para complementarse y dar una solución conjunta a nuestras necesidades organizativas. Pero en definitiva GTD se experimenta, se aprende y se instaura como solución a nuestras necesidades.

    Por eso tu observación me parece muy acertada. Un saludo!