Los descansos para mejorar tu productividad

Los descansos para mejorar tu productividad

En tus hábitos, tus trucos y tus estrategias para ser una persona productiva seguro que has incluido rutinas, optimizaciones, software y sistemas de gestión. Pero ¿has tenido en cuenta también los descansos? Descansar es una parte importante de tus hábitos de productividad. El descanso afecta a tu productividad, a tu capacidad de concentración, de atención [&hellip

En tus hábitos, tus trucos y tus estrategias para ser una persona productiva seguro que has incluido rutinas, optimizaciones, software y sistemas de gestión. Pero ¿has tenido en cuenta también los descansos?

Descansar es una parte importante de tus hábitos de productividad. El descanso afecta a tu productividad, a tu capacidad de concentración, de atención y de pensar; a tu rendimiento en general. Es tan importante tener claras las acciones que tienes que hacer como lo es descansar adecuadamente.

En en el trabajo

¿Cuál es tiempo máximo que puedes estar concentrado? No hay una respuesta exacta para esto, porque depende de muchos factores: el esfuerzo que requiera la tarea, la motivación, el entorno, el tipo de tarea, etc. Pero sí sabemos por la experiencia que desde que empezamos a trabajar hasta que acabamos, nuestra capacidad de atención cambia, cada vez va a menos a no ser que hagamos una pausa (vayamos a comer, tomemos un café, etc).

En situaciones extremas y puntuales incluso podemos dar un poco más de nosotros mismos (un trabajo que se tenga que entregar al día siguiente, por ejemplo), pero después de esa tarea tan urgente seremos incapaces de concentrarnos en nada más.

Imagínalo como una carrera. Cuando estás en la salida, cuando empiezas a primera hora a trabajar, te sientes fresco, capaz de hacer toda la carrera de un tirón. Suena el disparo de salida y haces los primeros 100 metros a tope, tu primera tarea del día. Esto es perfecto si sólo tienes una carrera hoy, pero al cabo del día tenemos muchas tareas que correr. Así que si nos vamos directamente a una segunda carrera, sin tiempo a celebrar la primera ni descansar, es poco probable que demos el 100%. Imagínate cuando llegues a la cuarta carrera.

Por el contrario, el corredor que descansa entre carrera y carrera tiene más posibilidades de recuperar energías y rendir en cada prueba. Eso es lo que debes hacer tú también. Hacer descansos te ayudará a despejar la mente y liberar tensión.

Además, estos pequeños descansos de 3 o 4 minutos te aportan otros beneficios: mientras trabajas estás más por hacer que por pensar; durante un descanso puedes pensar, y eso te ayudará a desbloquear ese problema con el que te has encontrado cuando estabas frente a la mesa.

Mientras descansas aprovechas para recordar lo que has hecho, pensar en lo que te falta, y prepararte mentalmente para los próximos pasos que tienes que dar en cuanto llegues a tu lugar de trabajo.

Si tienes dificultad para decidir cuando darte un descanso, puedes usar la técnica de las cajas de tiempo o de su popular variación técnica pomodoro. Puedes ajustar los tiempos de las cajas a la tarea que vas a realiazar.

Después del trabajo

El descanso no incluye sólo la parte en la que estás en la oficina o con tus proyectos. En tu día a día has de dejar tiempo para olvidarte del trabajo y descansar por completo. Si no lo haces, si estás continuamente trabajando o pensando en lo que te espera en el correo electrónico, estás ignorando otras cosas que también son importantes para ti: la familia, los amigos, tus aficiones…

Otra razón importante para descansar es que necesitamos usar la mente para otros menesteres: pensar en tus cosas (o incluso en las del trabajo; si estás todo el día trabajando, ¿cuándo te dedicas a pensar?), al ocio (leer, escribir, ir al cine), a ver lo que pasa más allá de nuestras tareas diarias. No es sólo por distraernos que necesitamos estos descansos, sino que necesitamos pensar y percibir nuevas cosas para que nuestra cabeza genere nuevas ideas.

Fotografía: A Girl Who Looks Like Cory Kennedy por foundphotoslj

Daniel Aguayo

¿Te ha gustado este artículo?

Si es así, compártelo con el mundo o suscríbete a nuestro RSS feed

Comentarios de los usuarios

9 comentarios y sumando...

  1. Bergonzini

    febrero 19, 2010

    Esta tarea esta infravalorada dentro de la productividad, como tu bien dices, hemos de forzarnos a descansar, ya sea con las técnicas o agendarnos una cita. Pero pocas veces lo cumplimos por las propias autonecesidades de utilizar la noche por ejemplo para hacer otras cosas. Yo el primer culpable.

  2. Nombre montse

    febrero 19, 2010

    Muy de acuerdo, el descanso forma parte de la productividad, pues sin él no se rinde adecuadamente Hay empresas en que los períodos de vacaciones son obligatorios y no pueden cambiarse por remuneración.
    Me ha gustado la técnica pomodoro, la implementaré.

  3. María Vanessa

    febrero 19, 2010

    Muy buen artículo, leyéndolo me hizo pensar en los dolores que me aquejan últimamente, problemas en la muñeca, hombros, cuello, espalda, todo asociado a la compu, porque mi vida, hasta los descansos, estaban asociados a este aparato, leer, escribir, ver películas, series, conversar con la familia, en fin, prácticamente todo, claro que de vez en cuando salgo, camino, respiro otros aires pero son escasos. Cuesta despegarse de los aparatos pero ahora si me tomo en serio eso de descansar, estar más horas alejada de la pc. Pobre de las próximas generaciones que no podrán vivir sin las máquinas, esas “comodidades” siempre tienen efectos negativos.

  4. Aitor Calero

    febrero 19, 2010

    Yo llevo practicando la ténica pomodoro una semana. Con resultados no del todo satisfactorios, y la verdad es que lo que más se nota, son esos descansos forzados que te obliga a hacer. Antes usaba workrave para lo mismo. Muy recomendable también.
    Y lo que comentas de carrera es muy cierto, de hecho ya hay vias de entramiento que evitan correr todos los días.
    .-= El último blog de Aitor Calero..No te compliques más la vida instalando programas y usa estas 5 aplicaciones online =-.

  5. dani

    febrero 19, 2010

    Más de uno somos culpables en ocasiones :) Aquí entra en juego algo que comentamos en twitter en una ocasión: si después del trabajo me pongo a arrancar un negocio, ¿es trabajo o es descanso? Sirva una afición, un blog, etc. El caso es que para etiquetarla es descanso, pero nos puede producir tanto estrés o llevarnos tanto trabajo como nuestro ‘trabajo profesional’. Si encuentro una forma de solucionarlo te aviso :)

  6. dani

    febrero 19, 2010

    Esto sería ideal. Yo en las empresas que he trabajado no se pueden cambiar los descansos por remuneración, pero por otro lado no es obligatorio hacer vacaciones. Esto acaba en perder algo tan valioso como el descanso sin forma de recuperarlo (añadamos también que hay empresas que no permiten guardar vacaciones de un año para el otro). ¿Cómo compraremos esas vacaciones después?

  7. dani

    febrero 19, 2010

    No creo que sea un tema generacional. Mis padres, por ejemplo, no tenían tanta dependencia del ordenador. Tenían televisor, eso sí, pero no les ha impedido descansar, salir y disfrutar de otras cosas. Pero sí es cierto que actualmente no tenemos una cultura del descanso, y que como algunos de nosotros, las próximas generaciones quizá no descubran más que ‘a golpes’ y por necesidad. Te deseo que te recuperes pronto de esos problemas.

  8. dani

    febrero 19, 2010

    ¿Por qué no ha sido satisfactorio? Sería interesante saber de tu experiencia.

  9. Jennifer

    febrero 19, 2010

    Estoy fervientemente convencida de que el descanso es una herramienta fundamental paras ser màs productivos. Particularmente, he aprendido a detectar los sintomas del cansancio e inmediatamente me tomo un descanso para regresar a la tarea con nuevos brios.
    Creo que si cada persona comprendiese la importancia de tomarse un respiro, podria obtener màs de su trabajo y, sobre todo, podria lograr lo mismo con menos esfuerzo y desgaste a nivel psicologico.
    Un saludo desde el Rincon de la Psicologia
    .-= El último blog de Jennifer…Ganar la lotería: hablando de supersticiones, números y cábalas =-.

Deja tu comentario

Default User

Your Name

febrero 19, 2010

* Nombre, Email y Comentario son obligatorios

Sígueme en las redes sociales
Follow Me on Pinterest
Suscríbete