Desarrollo Personal

Haz las cosas de una en una


Para mejorar necesitas hacer cambios. Quizá haya muchas cosas que estés haciendo mal al respecto, y quieras cambiarlas, hábitos adquiridos que debas modificar y otros hábitos nuevos que debas adquirir. Pues bien, no lo vas a conseguir si lo intentas de una sola vez.

Voy a ponerte un ejemplo muy sencillo: perder peso. Tendré que modificar mi dieta, qué tipo de carne y qué cantidad, los horarios, la cantidad de líquido que bebo; preparar un programa de ejercicios progresivo a largo plazo, empezar ya mismo y seguirlo a diario.

A no ser que tengas una fuerza de voluntad de hierro o te veas muy forzado, en pocos días empezarás a picar entre horas, saltarte algún día de gimnasio y hacer excepciones el fin de semana. Simplemente, no podemos interiorizar muchos cambios a la vez.

Cambia el enfoque. Mejora en una sola cosa cada vez. Ni siquiera te digo que te centres sólo en la dieta, aún más sencillo.

Piensa en una sola cosa que pueda provocar un cambio muy grande en lo que quieres conseguir. Para bajar peso, por ejemplo, ¿consumes mucho azúcar? Pues empieza por ahí, sólo reduce el consumo de dulces y bebidas azucaradas.

Algo tan sencillo puede dar resultados muy rápido. Cuando ya tengas el hábito creado de ese único cambio, entonces añade otro más, siempre el que mayor impacto pueda tener. Con el tiempo habrás interiorizado los cambios que mejores resultados te dan y no te resultarán un esfuerzo hacerlos.

Fotografía: gumballs, por kate_at_yr_own_risk

GTD
GTD: 5 malos hábitos productivos que puedes cambiar
Productividad
¿Cuándo empezaste a trabajar para tus herramientas?
Hábitos
Las rutinas al despertar
There are currently no comments.