GTD

Tareas por hacer, tareas hechas


Lo habitual al usar un método de gestión de tiempo (como GTD), es mantener una larga lista de tareas pendientes. El problema viene cuando, al cabo del tiempo, nos damos cuenta de que aquella lista no ha reducido su tamaño (para cada una que acabamos, nos aparecen dos más).

En distintos sitios hemos encontrado un par de trucos para evitar la frustración. Uno de ellos es mantener una lista de tareas pendientes pequeña, así nos será más sencillo llegar a la revisión semanal con 1/3 de éstas terminadas. En GTD podemos conseguir esto pasando muchas más tareas a un estado ‘Someday/Maybe’ o quitando a la mayoría de tareas la etiqueta ‘Next’ (aunque no requieran ninguna tarea previa).

Otra herramienta es la ‘did-do list’. Al contrario de una ‘to-do list’ (tareas por hacer), consiste en mantener una lista de ‘tareas realizadas’. Las veces que lo he probado ha sido satisfactorio, sobretodo al final del día, cuando uno ve que realmente ha hecho muchas pequeñas tareas y se puede sentir satisfecho.

Productividad
Cómo gestionar aquello que llama tu atención
Productividad
De cómo evitar los obstáculos
Productividad
Tareas más importantes: no, pero…
  • Estupendo blog. Enhorabuena.

    Lo he descubierto hoy en el50.com (otro blog estupendo) y he empezado a devorarlo de abajo a arriba, de antiguo a nuevo…

    Yo llevo unos ocho años haciendo a diario lo del “did-do list”, como lo llamas en tu post. Yo lo llamo “el diario de actividad”. A mí, muchas veces, me salva del abismo… ese que se abre ante tí cuando parece que no has hecho nada en todo el día porque no has conseguido hacer lo que te proponías como impepinable… y lo que pasa es que has hecho muchas otras cosas más que no estaban “propuestas” 😉

    Si te interesa…

    http://ordenandomientropia.wordpress.com/2007/05/06/el-diario-de-actividad/

    Estaré por aquí, me gusta lo que haces.

    Saludos.


  • Muchas gracias por el comentario. Me ha parecido muy interesante tu forma de llevar el diario de actividad. Quiero empezar yo también uno este año, me había decidido por el formato digital, y este post tuyo me servirá de guía para emmpezar 🙂