GTD

GTD: La trampa de ‘Algún día / tal vez’ (I)


La lista de proyectos de ‘Algún día / tal vez’ se usa para aplazar los proyectos con los que no hemos de tomar ninguna acción ahora. Dicho esto, también he de avisar que es una lista ‘trampa’, que si no la usamos bien nos va a entorpecer en lugar de ayudarnos.

En este artículo comentaré una de las trampas en las que podemos caer, y en próximos días hablaremos de otras.

Procrastinar un proyecto

Mientras procesamos el buzón de entrada es cuando tomamos la decisión de aplazar el proyecto. Podemos caer en la tentación de pasar la ‘cosa’ sin procesar tal cual a la lista, por no hacer el esfuerzo de procesarla, o porque tengamos miedo del trabajo que nos puede llevar.

Por ejemplo, en la bandeja de entrada tenemos una nota con la frase ‘vivienda’. Por nuestra situación, la mejor opción es comprar una nueva casa. Pero en lugar de crear un proyecto y ponernos manos a la obra, ante la que se nos avecina, nos atemorizamos; inconscientemente escondemos la cabeza bajo el ala y lo ponemos en la lista ‘Algún día / quizá’.

Al no procesarlo el error es doble: por un lado no sabes ni siquiera si aplazar el proyecto es la decisión correcta; por otro, al no saber qué es lo que nos obliga a aplazar el proyecto, nunca sabremos si ha llegado el momento de retomarlo.

La forma de evitar la situación es primero siempre procesar la ‘cosa’ en condiciones, para saber a qué nos enfrentamos. Si lo deseas, puedes Después encontrar la causa por la que estamos procrastinando y ponerle remedio. También puedes planificar un poco el proyecto, empezar a ver que un gran proyecto puede partirse en pequeñas acciones puede ser suficiente para desbloquearnos. A partir de ahí, ya tendrás los elementos para decidir cuál es el siguiente paso.

Fotografía: basada en Spiral hallway por Irargerich

GTD
GTD: cuándo usar la lista «algún día / tal vez» o el archivo de recordatorio
GTD
Por qué leer el correo en momentos concretos
GTD
Piense y hágase rico con GTD
  • Si realizamos un mal procesado, todo el sistema se viene abajo, nos engañamos con lo que queremos y con lo cual estamos procrastinando voluntariamente. Hay que ser concienzudo en las etapas previas, que nos permiten respirar en las posteriores.


    • No sé si siempre se procrastina voluntariamente, puede que no hayamos aprendido a procesar o que no nos demos cuenta de que aún nos falta para llegar al fondo de la cuestión. En cualquier caso, es bueno tener una forma de darnos cuenta de que estamos procrastinando y corregirlo (si no es voluntario) o afrontarlo (si es voluntario).


  • Yo la llamo la trampa del «deberia», todas esas cosas que debes hacer pero pospones al infinito. Es una forma bien triste de llevar nuestra realidad porque lo unico que hace es acumular decisiones y preocupaciones innecesarias.
    Quisiera compartirles un articulo que se denomina: Diez cosas que sabemos pero que no aplicamos. http://rincon-psicologia.blogspot.com/2009/11/diez-cosas-que-sabemos-pero-que-no.html
    Un saludo y felicitaciones por el sitio, me parece excelente
    .-= El último blog de Jennifer..La desmotivación: cinco estrategias para enfrentarla =-.


A %d blogueros les gusta esto: