GTD

GTD: Algún día / tal vez y los dos tipos de lista


Vaciando la bandeja de entrada nos encontramos con el menú de un restaurante japonés del que nos han hablado y tiene buena pinta. Queremos ir, pero no ahora mismo y tampoco sabemos si en los próximos días vamos a salir a cenar fuera. En otras palabras, no es el momento de tomar una acción, y tampoco sabemos cuando va a ser el momento. ¿Qué podemos hacer?

Podemos dejarlo en el archivo de recordatorio para dentro de un mes, pero es probable que entonces nos pase como ahora (a no ser que procesemos la bandeja justo antes de salir a comer). También podemos meterlo en una lista de ‘Algún día/tal vez‘.

La lista de ‘Algún día/tal vez‘ contiene cosas que haremos (algún día) o queremos hacer (tal vez). Hay dos tipos de cosas que pueden venir a esta lista.

Proyectos creativos

Hemos tenido una gran idea: vamos a reformar el estudio de casa para hacernos un taller de nuestro hobby. Sólo hay una pega: ahora mismo no disponemos del dinero para hacer esa reforma.

Hay proyectos que ahora no podemos llevar a cabo, pero realmente los queremos hacer. En ese caso los apuntamos en la lista. Como esta lista la vamos a revisar cada semana, veremos si el impedimento que teníamos lo hemos superado.

En el ejemplo, cada semana veremos si ya disponemos del dinero para esa reforma, o quizá si se nos ha ocurrido una forma más económica de montar el taller.

Para esto, podemos usar una hoja para cada proyecto, poner el nombre del proyecto, desarrollarlo un poco (lo justo para que nos sintamos cómodos y plasmemos todo lo que se nos ocurre sobre él, así vaciamos nuestra mente). Después podemos guardar esta hoja dentro de una carpeta ‘Algún día/quizá’. Si usamos una herramienta digital como Evernote podemos crear una libreta ‘algún día / tal vez’ y crear una nueva nota para cada proyecto.

Lugares y cosas

No es una categoría del Trivial. Con esto hablo de cosas concretas que queremos hacer:

  • nos han hablado de un buen vino y queremos probarlo
  • tenemos pendiente comer en el restaurante japonés del que hablábamos antes
  • hemos pasado en coche por un lugar que parece estar bien para dar un paseo
  • un amigo ha ido a Thailandia de vacaciones y parece un buen lugar para visitar algún día

Estas cosas se diferencian de los proyectos creativos en que son cosas que muchas veces ya hacemos. Por ejemplo, quizá cada día salgamos a pasear, cada semana pidamos vino para cenar, o cada año o dos hagamos un viaje largo. Si tenemos una lista con los lugares a los que queremos viajar sólo tenemos que revisarla para decidir a dónde irnos de vacaciones (fíjate como cambia la cosa: de tener que pensar ‘¿dónde voy este año?’ pasamos a ‘esta vez no dejaré pasar la oportunidad de ir a…’).

Lo más adecuado para mantener estas listas, en lugar de meterlas en una genérica de ‘Algún día / quizá’ será mantener listas específicas para cada temática: una titulada ‘vinos’, otra ‘lugares por donde pasear’, etc.

En cosas del día a día te aconsejo que apuntes toda la información que necesites. En una lista de restaurantes que lleves encima, agradecerás tener la dirección y el teléfono, sobretodo si a la salida del trabajo o del cine te surge la pregunta ‘y ahora, ¿dónde voy a cenar?’.

Por cierto, observa como lo de la lista ‘Algún día/quizá’ tiene un sentido amplio, porque hemos hecho múltiples listas o proyectos.

Fotografía: Armani Nobu en Milán, por jlastras

GTD
Por qué leer el correo en momentos concretos
GTD
Piense y hágase rico con GTD
GTD
GTD: la regla «tocar sólo una vez»
  • Adoro esta lista, hoy justamente estaba perfilando de acabar uno de esos proyectos apuntados en esa lista, que en breve verá la luz, como el artículo de mañana 🙂
    Yo soy de los de mantener una única lista, no existen categorías en este saco, dónde a cada momento voy añadiendo ideas 🙂


A %d blogueros les gusta esto: